Un tiburón en la habitación

Elena.jpg

Doctora Esparadrapa (Elena Doncel)

Mi compañera Doña Urgencia (Jimena Cavalletti) y yo empezamos la jornada en el Hospital General de Castellón tarareando la canción de Superman. Como de costumbre, fuimos directamente al Hospital de Día. En la habitación que hay delante de la puerta de ese servicio había una niña oncológica que, según las enfermeras, estaba muy enfada y triste. En la transmisión (donde se nos informa del estado de los ingresos) nos contaron que la pequeña les decía que ella era un tiburón que comía enfermeras. Con esa información, me puse de acuerdo con Doña Urgencia para coger la propuesta al vuelo y entrar en la habitación diciéndole que teníamos una canción para ella. Enseguida pudimos comprobar que la pequeña no estaba muy contenta, al asegurarnos que no le iba a gustar. A pesar del rechazo inicial, empezamos a cantarle una canción con la melodía de Superman​ que decía: “soc el tauró que menja infermeres…”. La niña empezó a reír y a divertirse con la improvisada canción que repetíamos añadiéndole coreografía. Finalmente pasamos un momento muy divertido con ella, con sus familiares y con las enfermeras que presenciaron la escena. Claramente pudimos entrar en la “frecuencia” de la niña escuchando su enfado y trasformar el momento. Los niños necesitan sentirse escuchados, sentir que lo que dicen es importante para los adultos. En este caso, cantar una canción con lo que estaba viviendo en ese momento hizo que tomara protagonismo, que su voz rebotara y confirmara su valiosa existencia.

Elena Doncel (Doctora Esparadrapa)

Anuncios

Adiós feliz

Jime

Cuando me asomé en la habitación junto a mi compañera Beni Cilina (Nuria Urioz), la pequeña Aitana, de 3 años, nos vio y empezó a llorar. Inmediatamente comenzamos a despedirnos con un pañuelo grande rosa. Viendo que empezaba a calmarse, decidimos cambiar de color y sacamos un pañuelo verde. El cambio la relajaba cada vez más. Así que decidimos seguir cambiando para mantener su atención. Pasamos al naranja y como ya no nos quedaban más pañuelos diferentes, fuimos sumándolos hasta terminar con los 3 pañuelos en el aire haciendo malabares. Mientras tanto, ella ya estaba en una especie de absorción total de esas que dejan la boca abierta. Nosotras fuimos haciendo desaparecer uno a uno los pañuelos hasta que apareció uno muy pequeñito que hacía que nuestra voz también fuera más agudita. Ahí soltó su primera carcajada. A partir de ese momento el juego fue: pañuelo grande-voz grave, pañuelo pequeño-voz aguda. De esa manera apareció otro dulce malabar, donde nuestro ritmo y su risa jugaban al equilibrio. Acabamos  lanzándonos besos grandes y abiertos desde el pasillo hasta su cama. Fue un gran placer y un enriquecimiento artístico. Hermosa transformación sin palabras y con mucho amor.

Jimena Cavalletti (Doña Urgencia)

Vols un bombó?

Supervisora_Remedios_ok

Supervisora Remedios (Esther Ramos)

Volia comentar el cas de Nerea, on la intervenció va ser molt divertida. Ere una adolescent de 12 anys i estava ingressada per una retenció de menstruació.
Vam començar tantejant-la per ser més majoreta, però ens va rebre prou bé, i la mare encantada. Tenia una caixa de bombons i la Doctora Esparadrapa (el nom de la meua col·lega Elena Donzel) va jugar a voler menjar-se’ls. La caixa estava tancada, però la mare, agraïda de vore’ns, ens la va obrir per a que Esparadrapa agarrara un. Ho vam jugar, i vam fer un poc el porc. Ere difícil mantindre la compostura veient-la amb la boca plena de xocolate. Quin riure! Vam acabar menjant les dos un bombó i la mare no parava de dir: “Os lo merecéis solo por hacerla sonreír. Está toda seria desde hace días”.

Esther Ramos (Supervisora Remedios)

A dos bandes…

PayaSOSpital_Supervisora_Remedios.jpg

Supervisora Remedios (Esther Ramos)

Un altre cas que volia comentar es Iraida, de 20 mesos amb ferida al coll. Estàvem fent l’actuació des del passadís a un altre xiquet perquè tenia un poquet de por. Ens trobàvem amb Remo (el nom de la meua titella) i li fèiem pompes de sabó, quan de cop ens sentim una risotada darrere nostre. Era Iraida al braç de sa mare que s’havien posat darrere a mirar-nos. Prèviament la mare ens havia dit al vore’ns passar… “Uy, ésta es muy pequeñita”.

Va a ser inevitable que la nostra actuació fora, a partir d’eixe moment a dos bandes. L’energia i la risotada que tenia Iraida va envair el corredor.

De cop i volta comencen a treure caps les infermeres, sobretot les de pràctiques, amb cara de sorpresa. I també una altra xiqueta que no les tenia totes, però al vore el riure d’Iraida, va entrar molt bé a observar-nos.

Va a ser bonic vore la cara de la mare al·lucinada i inclús la nostra per l’esclat de riure d’Iraida cada cop que fem un ritme en concret.

Esther Ramos (Supervisora Remedios)

¿De verdad creéis que se entera?

Supervisora_Remedios_ok

Supervisora Remedios (Esther Ramos)

Ens disposem a entrar Dottor Otto i jo, guitarra en mà, en l’ habitació de Natalia, de 33 dies, però la mare només obrir la porta ens diu que no vol, que la xiqueta és massa xicoteta i que no s’ entera. Nosaltres, anem entrant poc a poc jugant amb ella, dient-li que fins i tot anem a Nonats i que si té “d’estes”, referint-nos a les orelles. Ella diu que sí rient i sorpresa de que anem també a les incubadores. Mentre li anem dient tot açò he anat fent acompanyament amb la guitarra, de manera suau, i quan ja estem allí davant d’ella i de Natalia lis fem una cançó.

Ella casi ni ens mira, no sabem si perquè està tallada o perquè no sap cóm reaccionar. A meitat cançó entra la germana de la mamà, que veient la situació, respectuosa, es posa a prop d’elles. L’ intervenció acaba i poc a poc anem eixint.

Al ratet la germana se’ns apropa pel passadís dient que la seua germana no podia mirar perquè estava emocionada, que moltes gràcies i que està agraïda de que fem aquest treball.

Continuem intervenint en altres habitacions, on en algunes no tanquem la porta, de repent veiem a Natalia i la seua mamà que comencen a seguir-nos on fem música. La mamà ens diu que quan ens hem anat, la xiqueta ha començat a plorar i per això ens seguia, per la música, perquè així es callava.

Ha segut molt bonic, ha passat de no voler, a buscar-nos i preguntar-nos: “¿De verdad creéis que se entera?

Esther Ramos (Supervisora Remedios)

¡Qué rebonico!

Doctor Otto (Oscar Benagues)

Doctor Otto (Oscar Benagues)

Volvemos a ver en el Hospital General de Castellón, a un niño muy conocido por nosotros, por los frecuentes ingresos, llamado Sergi de 7 años. Esta vez se encontraba en la UCI Pediátrica con un problema respiratorio, pero como hacía mucho tiempo que no lo veíamos no llegamos a reconocerlo. En el momento de la transmisión (donde se nos informa del estado de los niños ingresados) nos cuenta el doctor Adrián que la criatura está sedada y que cree que es mejor que centremos nuestra visita en otros niños, descartando, por tanto, la intervención con Sergi.

El pequeño está acompañado por su madre y al salir de Uci me quedé con la mosca detrás de la oreja. La cara de su madre me resultaba muy familiar… hasta que caigo en la cuenta de que se trataba de nuestro querido Sergi y su mamá.

Al siguiente jueves sucedió algo sorprendente. Sergi continuaba entubado y sedado, aunque esta vez los médicos nos habían dicho que querían que empezara a despertar. Al entrar en la UCI comenzamos a saludar a su madre y al oír nuestras voces, nuestro amiguito abrió los ojos repentinamente con la consiguiente sorpresa de los allí presentes.

Su madre nos contó que continúa tocándole la nariz a todo el mundo para comprobar si les suena, ya que de bien pequeñito, jugábamos a eso. ¡Qué rebonico!

Oscar Benagues (Doctor Otto)

Momento emotivo

Doctor Otto tocando su flauta

Oscar Benagues (Doctor Otto)

Este mes he conocido a Pablo, de dos años. Es un impresionante caso de un niño semi-ahogado. Estaba junto a su mami. Fue una de esas intervenciones cargadas de emotividad.

Al entrar a su habitación está todo oscuro y aprovecho para sacar la luz de colores de mi compañera Elena, más conocida por los niños como Doctora y Cocinera Esparadrapa (Elena Doncel). Al llegar a la cama, la mami se dirige a nosotros y nos dice literalmente:

– “Dicen que no ve“

A pesar de este comentario, continuamos mostrándole la luz con tal de intuir un gesto que nos diera una pequeña esperanza. Uriel no paraba de gemir y quejarse. La mami levanta la persiana y por fin podemos reconocernos los rostros. Ahora nos comunica que mañana se van a un centro especializado a ver si pueden hacer algo por el pequeño. Continuamos la intervención con música y nos despedimos.

Al salir, tengo que sentarme un minuto para tomar aire junto con Elena. Me impresionó la entereza y la mirada de esa mujer que tiene la esperanza de que se puedan recuperar más funciones en Pablo como ya se ha demostrado.

Oscar Benagues (Doctor Otto)

¿Quién dijo miedo?

Esther Ramos (Supervisora Remedios)

Esther Ramos (Supervisora Remedios)

El que vullc destacar del dia, sobretot, és el cas de Daniel. Un xiquet de 12 anys que té una PCI (paràlisi cerebral infantil), que el dimarts la família no va voler que entraren perquè deia que ens tenia por.

Avui ens ha dit el mateix: “Es que si os ve os tiene miedo”. Així que li hem dit que cantàvem una cançó des de la porta i així només ens sentia i ja està. No estaven molt convençuts però nosaltres ens hem arriscat i hem començat a cantar. Poc a poc anàvem obrint la porta i veiem com Daniel anava buscant-nos en la mirada. De repent, la mare s’ha assegut al costat d’ell i s’ha començat a riure. Estava emocionada de vore que Daniel estava responent i reia.

Quan hem acabat la cançó ell li ha dit a la mare que volia més, i ja hem entrat. El doctor Otto (Oscar Benages) ha tingut contacte visual amb ell i hem cantat, mentre ell escoltava i es reia. L’avi s’ha emocionat i ens anava fent l’ explicació de que una vegada en un hospital de València es va posar a plorar quan van entrar els pallassos, i que ara en música sí que havíem pogut. Necessitava disculpar-se.

Ha segut molt emocionant vore com ha canviat l’ energia de l’habitació i la cara dels familiars al vore que Daniel es reia i volia més. Hem eixit molt contents.

Esther Ramos (Supervisora Remedios)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.